Notice: wpdb::prepare se llamó incorrectamente. La consulta no contiene el número correcto de marcadores (1) para el número de argumentos pasados ​​(3). Por favor, visita Depuración en WordPress para más información. (Este mensaje se añadió en la versión 4.8.3.) in C:\webs\rnasa\wp-includes\functions.php on line 4147

Notice: wpdb::prepare se llamó incorrectamente. La consulta no contiene el número correcto de marcadores (2) para el número de argumentos pasados ​​(3). Por favor, visita Depuración en WordPress para más información. (Este mensaje se añadió en la versión 4.8.3.) in C:\webs\rnasa\wp-includes\functions.php on line 4147
Investigar la microbiota, clave para mejorar la salud humana - RNASA-IMEDIR

Especialistas médicos y tecnológicos bajo la coordinación de Alejandro Pazos, investigador principal de la Regicc y del grupo Rnasa-Imedir, aportaron los últimos avances científicos

JOSÉ M. VERDURA PADRÓN

La importancia crucial que la microbiota, esos más de cien billones de microorganismos que pululan en el cuerpo humano, tiene en los procesos básicos para la salud de las personas, fue analizada ayer por decenas de expertos de biomedicina y ciencias de la computación. Lo hicieron en la primera Conferencia sobre la microbiota en el pazo de Lestrove de Padrón, convocados por una organización en la que participaron las tres universidades y el Servicio Galego de Saúde.

Hubo un éxito de participación en el denso y atractivo programa en el que se analizó desde múltiples ópticas la afección de la microbiota al ser humano. El diseño corrió a cargo del comité científico, integrado por los doctores Benito Regueiro, Jose Luis Ulla, Alejandro Pazos -investigador principal de la Regicc y del grupo Rnasa-Imedir, quien a la vez actuó como coordinador y relator de la jornada-, José Manuel Vázquez, Francisco Blanco, Javier Maestro y Humberto González, que fueron ayudados en la organización por los doctores Ana Porto, Cristian Munteanu, Francisco Cedrón, Jesús Fraiz, Aliuska Duardo, así como José Liñares y Candela Rodríguez.

La microbiota está presente dentro y en la piel del ser humano. Se distribuye en los lugares más diversos, desde el tracto digestivo, los sistemas respiratorio y urinario, piel, lagrimales de los ojos o cavidad bucal-faríngea. Pero su actividad también puede afectar al funcionamiento del aparato circulatorio, según lo expuesto en las pequeñas charlas o conferencias que ayer realizaron los ponentes del congreso.

En ellas se expusieron la relación que tienen estos pequeñísimos organismos en los diversos aspectos de la salud humana. Recordaron algunos de los ponentes que de los trabajos de investigación llevados a cabo a nivel internacional se desprende que la composición de la microbiota es específica e individualizada para cada persona, conformando una población diversa constituida por familias diversas de virus, bacterias, hongos, arqueas e incluso protozoos y otras especies.

También se sabe por estudios que estos microorganismos parecen haber evolucionado con la especie humana al mismo tiempo y han colaborado en ir dándonos la forma para alcanzar lo que somos ahora, así como es previsible que nos acompañarán en el futuro de nuestra existencia.

No obstante, lo más importante que se desprende de las las conferencias científicas impartidas ayer son los papeles, positivos y negativos, que aporta la llamada microbiota a la salud humana. Así, si bien una buena dieta alimentica proporciona una flora intestinal que beneficia al funcionamiento del organismo humano, los especialistas aportaron que en los últimos años asimismo se descubrió que algunos de sus componentes pueden estar involucrados en una amplia gama de patologías sistémicas.

Por tanto, el mensaje de médicos, científicos y tecnólogos, reu-nidos ayer en Padrón que envían a la sociedad en general, pero en particular a las administraciones públicas, es el de crear conciencia sobre la necesidad de una mayor investigación sobre un tema que los expertos consideran crucial.

Una vez presentada ayer una visión general y poliédrica del conocimiento actual existente sobre la microbiota en lo que fue un punto de encuentro pionero y multidisciplinario sobre este importante tema, los participantes esperan que lo tratado sirva de inspiración para próximas acciones de investigación que generen nuevos protocolos de atención por una parte, y por otra para mejorar la calidad de esa atención y así aumentar la sostenibilidad del sistema de salud pública.

Vía: el correo gallego

Es esencial la dieta para una flora intestinal que prevenga cardiopatías

GUILLERMO ALDAMA El especialista del área de cardiología del Chuac apuntó la relación cardíaca con la microbiota, en su charla “Haciendo de tripas corazón”.Señaló que a pesar de los avances y descubrimientos realizados en la cardiología, aún no somos capaces de predecir con precisión el riesgo de enfermedad cardiovascular en algunos individuos.

En su exposición señaló que recientemente se ha puesto en evidencia que el conjunto de microorganismos que anidan, esencialmente, en nuestro intestino y que llamamos microbiota, juega un papel fundamental en nuestra salud, y lo relacionó con la forma de vida, y, especialmente, la dieta condiciona el tipo de microbiota que poseemos, y ésta procesa los alimentos de forma diferente en función de su composición.

Comentó que se ha descubierto que algunas de estas bacterias son beneficiosas para la salud cardiovascular, mientras que otras fabrican sustancias que incrementan el riesgo de sufrir y de morir por enfermedades del corazón. Y esto es así independientemente de que la persona tenga o no hipertensión, diabetes o el colesterol alto. Sabemos que la existencia de uno u otro tipo de bacterias depende del tipo de alimentación, y los patrones saludables fomentan la aparición de flora saludable.

Vía: el correo gallego

Amplio análisis de los ponentes desde múltiples perspectivas

La relación de los microorganismos con enfermedades ya está contrastada

BENITO REGUEIRO El catedrático de Microbiología de la USC y jefe de Servicio del Hospital Alvaro Cunqueiro fue quien introdujo el tema general de la conferencia. Planteó el papel general de la microbiota que, combinada en simbiosis con el genoma humano, constituyen los recursos de información genética (hologenoma).

También dio a conocer ejemplos que demuestran su importancia evolutiva y de como nuestro conocimiento biológico generó unas bases de datos del tamaño de las desarrolladas por los físicos. Por ello consideró la necesidad de usar la inteligencia artificial en plataformas como solución para organizar el saber.

FRANCISCO BLANCO El director científico del Instituto de Investigación Biomédica da Coruña expuso el papel que tiene la microbiota en las enfermedades reumáticas. Así, explicó que la infección gingival (periodontitis) es una de las causas que explica la aparición de la artritis reumatoide. Y que el tabaco influye en esa gingivitis y provoca que los fumadores tengan un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

ÓSCAR CORDERO El profesor de Bioquímica y Biología Molecular de la USC disertó sobre que la higiene oral podría proteger del cáncer. Relató que se empiezan a publicar estudios epidemiológicos que confirman la relación de estas bacterias con el cáncer. Y apuntó que es posible que el mecanismo tenga que ver con que estas bacterias forman biofilms, y que participen en la metástasis. De ahí la gran importancia de la higiene bucal.

JAVIER CASTRO El jefe de servicio de Aparato Digestivo del CHU de Ferrol disertó sobre la relación entre  las enfermedades inflamatorias crónicas  del intestino   y la microbiota intestinal. Apuntó que en la actualidad se analiza  la evidencia disponible para establecer las asociaciones entre las alteraciones de la microbiota ( disbiosis) y el gran incremento de incidencia de  estos procesos en las  poblaciones desarrolladas de todo el mundo.

VÍCTOR MAOJO El profesor del área de Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad Politécnica de Madrid comentó en su intervención que el análisis de datos de laboratorio y clínicos de poblaciones grandes de personas (pacientes y sanas) permitirá el descubrimiento de asociaciones entre patologías y los múltiples componentes de la microbiota. En este contexto, el uso extensivo de técnicas de Inteligencia Artificial ya permite aprender a reconocer patrones y extraer conocimientos que posibiliten crear nuevas clasificaciones y descubrir distintas características de enfermedades asociadas con la microbiota. Y que la minería de textos permite también extraer conocimiento oculto en artículos científicos o documentos clínicos.

CRISTIAN MUNTEANU El profesor de Ciencias de la Computación de la UDC presentó ejemplos de modelos computacionales usando técnicas de inteligencia artificial, e indicó que la mezcla perfecta de estas técnicas es la solución para el problema complejo de la microbiota y su relación con el cuerpo humano, al mezclarse información molecular, epigenética, metabólica, sistémica, clínica, dieta y múltiples factores de exposición externa.

ALFONSO SOLAR El jefe de la unidad de Gastroenterología Pediátrica del Chuac recordó que la enfermedad inflamatoria intestinal en los últimos 25 años triplicó su incidencia en la población infantil española.

Aseguró que cada vez existe mas evidencia de la importancia que los cambios en la flora intestinal (disbiosis) tienen en el inicio de estas enfermedades, y espera que los avances en el campo de la biotecnología permitan un mejor conocimiento de la composición de la flora intestinal (bacterias, hongos y virus) abriendo un futuro prometedor tanto en el diagnóstico, como en la evolución y tratamiento.

LUIS LEÓN Y PAULA PELETEIRO Los médicos de los Servicios de Oncología Médica y Radioterápica, respectivamente, del CHUS revisaron qué es el cáncer de páncreas y qué factores se relacionan con su desarrollo, prestando especial interés al posible papel que tiene la microbiota y el que tiene en la respuesta a los tratamientos oncológicos del cáncer de páncreas avanzado o metastásico.

GUILLERMO VÁZQUEZ El subdirector de sistemas de información de la Xerencia Integrada de A Coruña detalló los recursos TIC del Sergas, tanto desde el punto de vista de infraestructuras hardware, como de bases de datos disponibles, y describió brevemente el proyecto Hexin, el Big-Data del Servicio Galego de Saúde, que será fuente clave en los proyectos de investigación.

JOSÉ LUIS ULLA El especialista en el área digestiva del CHU de Pontevedra analizó la relación con el cáncer colorrectal. Indicó que hasta un 20% de esta enfermedad tienen como causa última primigenia, la infección por diversos tipos de microbios, señaló que los avances tecnológicos permiten tipificar de forma rápida gran parte de la composición microbiana, y que así se sabe que los enfermos de cáncer colorrectal muestran una composición característica.

RAFAEL ALONSO El jefe de la unidad de Diálisis Domiciliaria del CHUS explicó que en los pacientes con enfermedad renal crónica es común la alteración de la microbiótica intestinal como consecuencia de la uremia, la acumulación del ácido úrico, la ingesta inadecuada de fibra y los tratamientos con múltiples fármacos, una alteración que se asocia con un aumento de tóxinas derivadas del metabolismo intestinal de los microorganismos al no poder ser eliminadas por estar el riñón dañado.

GERMÁN BOU El jefe del servicio de Microbiología del Chuac expuso la importancia de tener una microbiota intestinal sana para tener una vida saludable, y abogó por impulsar todos aquellos factores que favorezcan estilos de vida saludable: ejercicio, reducir el estrés, eliminar el tabaco, y sobre todo una alimentación rica, variada, sana y con un gran componente variados de verduras y frutas que favorezcan una flora intestinal diversa.

MAR CASTELLANOS La jefa del Servicio de Neurología del Chuac explicó que existe una comunicación bidireccional entre el intestino y el cerebro a través de la que se modula el funcionamiento de ambos, y dijo que el envejecimiento origina cambios en la composición de la microbiota intestinal que puede contribuir al empeoramiento de la salud y a la aparición de enfermedades neurodegenerativas como el parkinson y el alzheimer.

ALBERTO CEPEDA El catedrático de Nutrición y Bromatología de la USC explicó que microbioma y dieta es una interacción que proporciona funciones esenciales en la fisiología del ser humano incluyendo su metabolismo, inmunidad y salud neuronal, por lo que la alimentación es un factor determinante y no tardando mucho será un elemento susceptible para mejorar nuestro estado de salud en función del tipo de dieta.

JOSÉ LIÑARES El experto en bioinformática participó en el taller de inteligencia artificial aplicada a datos metagenómicos y aportó un nuevo enfoque en el análisis de los relativos al microbioma para la extracción de conocimiento de los mismos.

Vía: el correo gallego